Nuestro compromiso:

Brindar la mayor información confiable, facilitar los   procesos de inclusión al empresario,  apoyo en el reclutamiento de selección y seguimiento para una adecuada inserción laboral.

Promover los niveles de competencia del capital humano, productividad y calidad entre los trabajadores con las personas con discapacidad en el  sector privado.

Funciones:

  • Servir como fuente de asesoramiento a las personas con discapacidad y a las empresas.
  • Promover la inserción laboral de las personas con discapacidad al mercado de trabajo.
  • Ejecutar y participar en campañas de sensibilización con los empleadores trabajo y comunidad en general.

Requisitos de los buscadores de Empleo:

  • Hoja de Vida
  • Copia de cédula
  • Copia de certificados de estudio
  • Copia de cartas de referencia
  • Copia del diagnóstico medico

Razones por las cual contratar una persona con discapacidad:

  • Mejora la imagen empresarial.
  • Aumenta la moral y competitividad del equipo de trabajo.
  • Mayor conocimiento de las necesidades y expectativas de un creciente sector del mercado.
  • Incursión en nuevos servicios y productos para personas con discapacidad y sus asociados.
  • Las empresas accesibles son atractivas a clientes e inversores con discapacidad.
  • Beneficios e incentivos fiscales.
  • La participación de los trabajadores con discapacidad supera las adaptaciones que haya que realizar.
  • La mayoría no necesita adaptaciones en el   puesto de trabajo.
  • Menos accidentes laborales
  • Menos disputas legales y publicidad negativa.
  • Menos ausentismo laboral.
  • Disminuye la carga social y la carga impositiva
  • Para el cumplimiento de la Ley 42 del 27 de agosto de 1999, la cual ha sido modificada mediante la Ley 15 del 31 de mayo de 2016, la cual establece la equiparación de oportunidades para las personas con discapacidad, toda empresa que tenga a partir de 25 trabajadores, el 2% debe ser personas con discapacidad.

Incentivo Fiscal a los Empresarios

El Artículo N°14 de la Ley N°1 del 28 de enero de 1992, establece que:

El ministerio de Economía y Finanzas, reconocerá al empleador  que contrate personas con discapacidad, el doble del salario devengado por la personas con discapacidad hasta un mínimo equivalente a seis (6) meses en cada periodo fiscal, como gasto deducible para la determinación de la renta gravable.